González Laya, durante su intervención en la Conferencia Internacional de Donantes en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos organizada por España y la UE, ha recordado que la Cooperación Española ya ha destinado más de 20 millones de euros a apoyar los esfuerzos de los países de acogida y a responder a las necesidades de las personas afectadas, dentro y fuera de Venezuela.

No obstante, la ministra ha manifestado que España ha querido dar un salto cualitativo, concretando el paquete de apoyo anunciado, hace apenas siete meses, para atender la crisis venezolana en su conjunto, es decir, abordando tanto su impacto en la región a través del flujo migratorio, como en relación a la situación dentro del país.

En este sentido, el compromiso oficial de España prevé que durante este primer año se asignarán prácticamente la mitad del monto comprometido, unos 23 millones de euros, para atender las necesidades inmediatas, que son muy elevadas, y han aumentado mucho con la pandemia del COVID-19, pero también para contribuir a la resiliencia de medio y largo plazo de los países de acogida.

De ese primer gran desembolso, el grueso, 12 millones de euros, se destinarán a los socios multilaterales de esta Conferencia, ACNUR y OIM, con el fin de apoyar su labor de respuesta a las necesidades humanitarias y de integración de los migrantes y refugiados venezolanos, y de acompañamiento a los esfuerzos de los países de acogida.

En este año 2020 España aportará, además, cinco millones de los 50 comprometidos en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo, para apalancar operaciones reembolsables que permitan maximizar el impacto en desarrollo y el beneficio tanto a los migrantes y refugiados venezolanos como a las comunidades de acogida.

Según ha adelantado la ministra, España también trabajará en alianza con los países socios, otras organizaciones internacionales y organizaciones de la sociedad civil en ámbitos prioritarios como servicios sanitarios, protección de las personas en situación de especial vulnerabilidad, y la generación de medios de vida, tanto en la región como dentro de Venezuela.