En el marco de la campaña LA REBELIÓN DE LAS TIJERAS ROTAS, hoy ha tenido lugar una nueva protesta organizada por CREER EN NOSOTROS y PYME REAL y apoyada por todas las asociaciones y colectivos que forman parte de La Alianza Empresarial por la Bajada del IVA a la Imagen Personal, para promover la restitución del IVA reducido en los Presupuestos Generales del Estado para 2022, exigiendo un cambio de postura al único partido que rechaza esta medida, el PSOE.

Esta protesta en Ciudad Real, marca el inicio de un nuevo ciclo de movilizaciones de la REBELIÓN DE LAS TIJERAS ROTAS, dirigida a denunciar la actitud intransigente del Partido Socialista y a promover su cambio de posición para incluir la bajada del IVA reducido en el sector de la imagen personal en los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2022.

Con frases como “NO MÁS VETOS, SÍ MÁS VOTOS”, “EL IVA GENERAL, ERA TEMPORAL”, El PSOE NOS VETA, NOSOTROS VOTAMOS, o “SI ESTABA APROBADO, ¿PORQUÉ LO HABEIS VETADO?”, los profesionales de la imagen personal han protestado por las reiteradas injusticias cometidas por el PSOE y sus vetos antidemocráticos en las votaciones apoyadas por todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria en el Congreso y el Senado con su única excepción, mostrando la profunda indignación del sector.

Sobre todo, tras la moción aprobada el pasado 22 de septiembre con el apoyo de todos los grupos parlamentarios del Senado con la excepción del PSOE, que instaba al Gobierno a incorporar la bajada del IVA a la imagen personal en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales.

Por tanto, ha llegado el momento de dar un paso adelante, y que esta histórica reivindicación se incluya en los PGE para que se haga efectiva lo antes posible.

Esta recuperación del IVA al 10% puede ayudar a más 20.000 salones de peluquería y estética y a los más de 47.000 puestos de trabajo, especialmente femeninos, de jóvenes y de autónomos, que están en riesgo de desaparición por un IVA elevado e injusto de un servicio considerado esencial, y por la crisis provocada por la pandemia (y ahora la subida incontrolada del precio de la luz), donde los salones de estética y de peluquería están trabajando al 52,7% de su actividad habitual