Con objeto de aprovechar todo el potencial de las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta para romper la cadena de infecciones por coronavirus a través de las fronteras y salvar vidas, la Comisión ha creado, a invitación de los Estados miembros de la UE, un sistema a escala de la UE para garantizar la interoperabilidad, esto es, lo que se llama una «pasarela». Tras una fase piloto satisfactoria, el sistema entra en funcionamiento hoy con la primera serie de aplicaciones nacionales ahora conectadas a través de este servicio: Corona-Warn-App (Alemania), COVID tracker (Irlanda) e inmuni (Italia). En conjunto, estas aplicaciones han sido descargadas por cerca de 30 millones de personas, lo que corresponde a dos tercios de todas las descargas de aplicaciones en la UE.

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha declarado: «Muchos Estados miembros han puesto en marcha aplicaciones voluntarias de rastreo de contactos y alerta, y la Comisión les ha prestado apoyo para que estas aplicaciones interactúen entre sí de manera segura. La libre circulación es parte integrante del mercado único. La pasarela la facilita y nos ayudará a salvar vidas».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «Las aplicaciones de rastreo y alerta del coronavirus pueden complementar eficazmente otras medidas, tales como el aumento de las pruebas de diagnóstico y el rastreo manual de contactos. En un momento en que los casos vuelven a aumentar, pueden desempeñar un papel importante a la hora de romper las cadenas de transmisión. Al funcionar a través de las fronteras, estas aplicaciones son herramientas aún más potentes. Nuestro sistema de pasarela que empieza a funcionar hoy es un paso importante en nuestro trabajo, y ruego a los ciudadanos que empleen estas aplicaciones para contribuir a la protección mutua».

Jens Spahn, ministro federal de Sanidad de Alemania, ha declarado: «En toda Europa, las infecciones están aumentando de nuevo. Ahora mismo, las aplicaciones nacionales de alerta están marcando una verdadera diferencia, porque cada cadena infectada que, gracias a una aplicación, se rompe con mayor rapidez contribuye a contener la pandemia. Mediante el nuevo servicio de pasarela, estamos conectando aplicaciones en toda Europa. De este modo, los contactos también pueden ser advertidos durante un viaje al extranjero o después de su viaje».

En la lucha contra el coronavirus, la mayoría de los Estados miembros ha decidido poner en marcha una aplicación de rastreo de contactos y alerta. En total, se trata de 20 aplicaciones basadas en sistemas descentralizados que pueden funcionar de manera interoperable a través del servicio de pasarela. Pueden conectarse a la pasarela tras un protocolo que prevé varias pruebas y comprobaciones, y se debe realizar una actualización para cada aplicación. El segundo grupo de aplicaciones se conectará la semana que viene. Se prevé que se conecten entonces eRouška (Chequia), smitte stop (Dinamarca), Apturi COVID (Letonia) y Radar Covid (España), mientras que otras aplicaciones lo harán en noviembre. Un panorama de los Estados miembros participantes figura en una página web específica.

La pasarela garantiza que las aplicaciones funcionen sin solución de continuidad a través de las fronteras. Así pues, los usuarios solo tendrán que instalar una aplicación y, cuando viajen a otro país europeo participante, seguirán beneficiándose del rastreo de contactos y la recepción de alertas, ya sea en su país de origen o en el extranjero. El servidor de pasarelas reduce al mínimo la cantidad de datos intercambiados. Recibirá y transmitirá eficazmente identificadores arbitrarios entre aplicaciones nacionales. La pasarela no tratará más información que las claves arbitrarias generadas por las aplicaciones nacionales. La información intercambiada se seudonimiza, encripta y reduce al mínimo y solo se almacena el tiempo necesario para rastrear las infecciones. No permite identificar a personas concretas ni rastrear la ubicación o el movimiento de los dispositivos.

La estructuración de la pasarela es el resultado del acuerdo de los Estados miembros sobre las especificaciones técnicas para garantizar un intercambio seguro de información entre los servidores de base de las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y alerta basadas en una arquitectura descentralizada. La pasarela ha sido desarrollada y creada en menos de dos meses por T-Systems y SAP, y se gestionará desde el centro de datos de la Comisión en Luxemburgo. 

Contexto

Las aplicaciones de rastreo de contactos, si cumplen plenamente las normas de la UE y están bien coordinadas, pueden desempeñar un papel clave en todas las fases de la gestión de crisis. Pueden complementar el rastreo manual de contactos existente y contribuir a cortar la cadena de transmisión del virus. De este modo, pueden contribuir a salvar vidas.

Desde el estallido de la pandemia de coronavirus, los Estados miembros, con el apoyo de la Comisión, han estado evaluando los aspectos de eficacia, seguridad, protección de datos e intimidad de las soluciones digitales para hacer frente a la crisis. Han creado un conjunto de instrumentos de la UE para las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta, junto con directrices sobre la protección de datos. Esto forma parte de un enfoque coordinado común en apoyo de la supresión gradual de las medidas de confinamiento, tal como se establece en una Recomendación de la Comisión. Para permitir el funcionamiento transfronterizo de las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta, los Estados miembros, con el apoyo de la Comisión, acordaron en mayo unas directrices de interoperabilidad y una serie de especificaciones técnicas en junio, y la Comisión adoptó una Decisión de Ejecución para dotar de base jurídica la creación del servicio de pasarela. En septiembre, el sistema se probó en una fase piloto.