La Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC), representada por su presidente, Juan Pedro Sánchez Yebra, suscribió en la tarde de ayer un protocolo para el desarrollo del proceso participativo del diseño de un Convenio de Transición Justa de la zona de Zorita (en la provincia de Guadalajara) con el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Se trata de la primera vez que AMAC suscribe un acuerdo con el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, lo que destaca el importante calado del mismo, ya que es considerada como un actor más en el diseño y estrategia de planes de desarrollo para parte de sus municipios integrantes y que serán esenciales para el futuro de los mismos.

En este sentido, el presidente de AMAC, Juan Pedro Sánchez Yebra, se ha mostrado satisfecho con la firma de este documento que “atiende las pretensiones de la AMAC de contar con nuestra voz y aportaciones” y confía en que esta sea “la primera de muchas colaboraciones, que permitan que la transición energética no cause daños sociales en estos municipios donde se han cerrado o cerrarán instalaciones nucleares”.

Sánchez Yebra destaca que éste es el primer paso para la puesta en marcha de lo que será el primer Convenio de Transición Justa en una zona postnuclear y que será referente para los siguientes planes de desarrollo en otras zonas de España donde está previsto el cierre de instalaciones nucleares.

Objetivos del protocolo

El protocolo tiene como objeto establecer un marco general de colaboración e intercambio de información entre el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha y la Federación Española de Municipios y Provincias, para poner en marcha el proceso participativo de diseño del Convenio de Transición Justa de Zorita, incluyendo la fijación de los objetivos estratégicos para la transición justa que garanticen el crecimiento económico sostenible, bienestar social y empleo de este territorio.

A la firma del mismo asistieron, además de Juan Pedro Sánchez Yebra, presidente de AMAC, la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera; el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y Abel Caballero, en representación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de forma telemática.

Para el desarrollo del dicho protocolo, las partes firmantes, de forma coordinada, pondrán en común cuanta documentación e información dispongan para el diagnóstico concreto de las necesidades, dando el apoyo técnico para que se pueda desarrollar el proceso participativo de definición del contenido del Convenio de Transición Justa de Zorita.

En este sentido, promoverán procesos participativos de movilización y consulta que incluyan a los agentes económicos y sociales necesarios, así como los colectivos considerados como prioritarios.

Asimismo, impulsarán una hoja de ruta conjunta con objetivos medibles, posibles compromisos y apoyos de las diferentes partes firmantes y demás agentes implicados, y contribuirán de forma conjunta a la propuesta de proyectos a incluir en el marco del convenio.

Las nuevas actividades que se propongan incorporar a los Convenios de Transición Justa deben tener en cuenta, de manera prioritaria, estos aspectos: la energía renovable y la eficiencia energética, la movilidad sostenible, la rehabilitación de edificios, la economía circular, la adaptación al cambio climático, la agricultura ecológica o de secano, la ganadería extensiva o el turismo sostenible, entre otros, aunque se contemplarán otros nichos de empleo particularmente interesantes para las zonas afectadas.

AMAC firma un protocolo histórico con el Ministerio de Transición Ecológica para el desarrollo del primer Convenio de Transición Justa en una zona postnuclear 3

Se promoverá el apoyo a uno o varios proyectos tractor, sean iniciativas públicas, privadas, de economía social, que impulsen de la transformación a través de la innovación. Además, se podrá incluir el apoyo, la puesta en marcha o el refuerzo de iniciativas empresariales más pequeñas que conformen, junto a los proyectos tractores, un plan de desarrollo y especialización territorial coherente y sostenible.

Por último, con el fin de asegurar un adecuado seguimiento del objeto del protocolo y de velar por su cumplimiento y desarrollo, se constituirá una Comisión Mixta de Seguimiento que incluirá a todas las partes firmantes.

Este protocolo tendrá una duración de dos años, prorrogables por otros dos períodos de un año cada uno y es el paso previo a la aprobación del Convenio de Transición Justa de Zorita.

La central nuclear ‘José Cabrera’, de Almonacid de Zorita (Guadalajara) es la primera planta que se desmantela de manera completa en España, cuyo proceso se inició en el año 2010 y que se encuentra en su recta final, con una previsión de que finalice en el próximo año.

Convenios Transición Justa

Los Convenios de Transición Justa tienen como objetivo prioritario el mantenimiento y creación de actividad y empleo en el territorio a través del acompañamiento a sectores y colectivos en riesgo, la fijación de población en los territorios rurales o en zonas con instalaciones en cierre y la promoción de una diversificación y especialización coherente con el contexto socio-económico.

Estos Convenios, que ya se han suscrito en algunas de las zonas dependientes de la industria del carbón, implican trabajar en procesos bien diseñados, de modo que se ajusten a las necesidades específicas de los territorios sobre los que se pretende actuar, con amplia participación de todos los actores de la zona. Asimismo, deben aprovechar los recursos del territorio, apostando prioritariamente por aquellos sectores que también presenten mejores resultados de sostenibilidad, tanto ambiental, como económica y social.