Una investigación explica si existe relación entre accidentes de tráfico y jornada intensiva laboral

La implementación de jornadas laborales intensivas durante los meses de verano puede afectar los patrones de tráfico y, por ende, influir en la incidencia de accidentes viales. La adaptabilidad de los conductores y la densidad del tráfico son factores determinantes para el aumento o disminución de accidentes. La fatiga y el estrés pueden aumentar el riesgo de accidentes, por lo que se recomienda tomar descansos regulares durante la jornada laboral. La exposición a la luz del día puede reducir la probabilidad de accidentes de tráfico, ya que la visibilidad es mejor durante el día que durante la noche. La jornada intensiva laboral implica desplazamientos en horarios de menos tráfico, lo que puede reducir el riesgo de accidentes. Sin embargo, el tiempo libre adicional puede aumentar los desplazamientos y, por tanto, el riesgo de accidentes viales. El calor extremo durante la jornada intensiva laboral puede aumentar el riesgo de accidentes, ya que puede afectar el rendimiento del vehículo y aumentar la fatiga del conductor. La menor presencia de la policía de tráfico durante las horas pico debido a la jornada intensiva laboral puede influir negativamente en la seguridad vial, ya que menos supervisión podría dar lugar a un aumento de conductas irresponsables o infracciones de tráfico. La implementación de jornadas laborales intensivas puede afectar la cantidad de personas que usan el transporte público, lo que podría influir en los niveles de tráfico y, por ende, en los accidentes viales. En resumen, la jornada intensiva laboral puede tener un impacto en la seguridad vial, por lo que es importante tomar medidas para prevenir accidentes.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio