La dirección del Complejo Hospitalario de Toledo reconoce una alta frecuentación de pacientes en el servicio de Urgencias como ocurre todos los años en esta época. Esto implica una mayor ocupación en la hospitalización con las inevitables molestias para los usuarios.

No obstante, a pesar del mayor número de personas, especialmente de pacientes crónicos en su mayoría mayores con agravamiento de procesos respiratorios y cardíacos, la dirección del centro quiere dejar claro que en todo momento los pacientes reciben una atención personalizada y, pese a la mayor carga asistencial, no se compromete la seguridad asistencial de los pacientes.

En la actualidad, el centro hospitalario cuenta con todos los recursos disponibles en el servicio de Urgencias para dar respuesta a la atención sanitaria de los pacientes.

Asimismo, y a pesar del aumento de la presión asistencial registrada, el centro sanitario mantiene diariamente toda la programación quirúrgica para dar respuesta a la lista de espera, con pacientes que requieren ingreso. Así como otras actividades asistenciales no demorables como trasplantes, tratamientos oncológicos, entre otros.

La Dirección del Complejo Hospitalario comprende y lamenta la incomodidad que pueda suponer para los pacientes la situación de aumento de la demanda y reconoce el esfuerzo que diariamente realizan todos los profesionales que desarrollan su labor en el Complejo Hospitalario de Toledo.

Cerca de 2.000 personas han sido atendidas en el servicio de Urgencias desde el pasado viernes.