Ciudad Real, 30 de septiembre de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha está apostando por la recuperación de la formación de profesionales sanitarios, al contrario de lo que sucedió en la pasada legislatura.
 
Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la inauguración de la XXI Reunión Anual de la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha, que se está celebrando en Ciudad Real.
 
“En Castilla-La Mancha en estos años anteriores hubo una decisión no acertada en formación”, ha afirmado el Fernández Sanz, recordando que se disminuyó el 60 por ciento de los especialistas que se formaban en esta región, entre ellos un gran número de pediatras. “Aquí se formaban 14 pediatras, que pasaron a 6. El año pasado crecimos hasta 13 y actualmente estamos en 14 y nuestra intención es seguir creciendo”, ha asegurado el consejero.
 
El titular de las políticas sanitarias ha explicado que sucedió lo mismo con las plazas de formación de Enfermería Pediátrica, que en la convocatoria 2014-15, ofrecía 4 plazas y actualmente con el Gobierno de Emiliano García-Page ya son 13.
 
“Incrementar el número de profesionales en formación sanitaria especializada es un aspecto clave para garantizar la continuidad y sostenibilidad de nuestro sistema sanitario” ha añadido Fernández Sanz.
 
Asimismo, ha afirmado que en estos dos años de Gobierno, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha cuenta con 11 plazas más de facultativo especialista de Pediatría que los que había en junio de 2015.
 
Para concluir, Fernández Sanz ha explicado que Castilla-La Mancha está trabajando en un cambio de modelo de la atención sanitaria, que apueste por la promoción de la salud y la prevención de malos hábitos, sobre todo en la población infantil, asegurando que la sostenibilidad del sistema sanitario es una    preocupación constante del Ejecutivo y para ello, la mejor manera es comenzar a cuidar de los pacientes más jóvenes y mejorar su calidad de vida  para que “en un futuro no sean pacientes”.
 
Así, ha incidido en la prevención de la obesidad infantil, que se ha convertido en un problema que cada vez afecta a un mayor número de menores y que supone una auténtica “epidemia” cuyas consecuencias nos llevan a enfermedades crónicas, como la diabetes y a unos índices de morbilidad preocupantes en las sociedades modernas. En este sentido, Fernández Sanz ha asegurado que la prevención de la obesidad infantil tendrá un lugar preferente en el Plan de Salud de Castilla-La Mancha, en el que se está trabajando en la actualidad.
 
Durante la inauguración, Fernández Sanz ha estado acompañado por la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, que explicó que es madre de dos hijos que son atendidos por pediatras y “no os podéis imaginar la tranquilidad de saber que están en las mejores manos”.
Asimismo, Zamora, y para concluir, ha asegurado que Ciudad Real estaba a disposición de los eventos científicos como este y solicitó, como madre, que los profesionales no se cansen de formarse.

También te puede interesar:  El Ministerio de Cultura confirma al Gobierno regional que el Palacio del Infantado continúa en la Lista Indicativa de la UNESCO