Castilla-La Mancha ha acercado el servicio de hemodiálisis a los pacientes de la Gerencia de Atención Integrada de Almansa al contratar esta prestación con el Centro de Diálisis extrahospitalaria situado en Yecla (Murcia).

Con este contrato, se da respuesta a las necesidades de la Gerencia de Atención Integrada de Almansa de ofrecer a sus pacientes este servicio en un espacio más próximo a su lugar de residencia, reduciendo el tiempo de desplazamiento de los pacientes para recibir el tratamiento.

De hecho, cuando el SESCAM hizo pública la adjudicación del contrato para la prestación del servicio de hemodiálisis extrahospitalaria a nivel regional a la empresa Avericum, ya se informó de que el Servicio regional de Salud, a través de la GAI de Almansa y en coordinación con la GAI de Albacete, estaba trabajando para ofrecer una solución de cercanía a los pacientes pertenecientes al área de Almansa con el fin de que pudieran ser atendidos en el centro murciano, evitando su desplazamiento a Albacete capital.

La Gerencia de Atención Integrada de Almansa engloba varias localidades con una distancia entre 50 y 100 kilómetros a la ciudad de Albacete. Los pacientes que reciben tratamiento de hemodiálisis que residen en algunas de estas localidades realizan, los más alejados a la capital, 600 kilómetros semanales para recibir tratamiento tres días a la semana.

Contratar este servicio con el centro murciano, que se encuentra a 15 kilómetros de Caudete y a unos 30 kilómetros de Almansa y Montealegre del Castillo, reduce mucho el tiempo de viaje para los pacientes que, por elección propia, y siempre y cuando los criterios médicos lo indiquen, opten por el centro más cercano a su residencia para recibir la hemodiálisis.

El control y seguimiento médico de los pacientes sigue vinculado al Servicio de Nefrología de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, quienes están coordinados con los profesionales del centro murciano. Lo único que cambia es el centro donde reciben el tratamiento, para mayor comodidad y cercanía de los pacientes.

De hecho, con el fin de garantizar la continuidad de cuidados, los monitores del centro externo estarán conectados en red a la historia clínica del hospital de referencia, con acceso en tiempo real a la sesión de hemodiálisis, con las ventajas que esto supone para profesionales y pacientes respecto al seguimiento de estos últimos.